Cerrar

Acceso Socios

 Acceso exclusivo para socios de la Asociación Cañada Real de Merinas.

Para cualquier alta, modificación o duda, acudir a la sede de la Asociación.

Acceso Socios

Desafectaciones

Los Vecinos Opinan

No permitamos los muros PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
El "Blog" de los vecinos de la Cañada - El "Blog" de los vecinos de la Cañada
No permitamos los muros

“Rememorar hechos históricos tan importantes como el vigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín, es sin duda, muy saludable para la convivencia y la libertad".

Y espero que haya servido también para que tomemos conciencia de los muros que todavía permanecen en pie o en construcción en todo el mundo.

Desgraciadamente, si de algo anda sobrado el mundo es de vallas, muros y fronteras .Muros  físicos que nos separan, pero también ideológicos, económicos y legales que , aunque a veces puedan pasar más desapercibidos, también nos apartan y dividen .Pero sean del tipo que sean, no permitamos los muros.

Derribèmoslos . Que ninguno se interponga entre nosotros .Los muros solo son monumentos a la ignorancia, al egoísmo , a la insolidaridad , al malogro de la convivencia y de la concordia ; en definitiva , son monumentos al fracaso humano en el intento de civilizarse y humanizarse.”

Me he permitido escribir este texto de Pedro Serrano Martinez para lo que a continuación quiero expresar.

El día 2 de febrero fueron las maquinas a la Cañada Real. Entre los sectores 4  y 5  hay una calle o paso entre Covibar y la Cañada Real, paso obligado para sus habitantes que llevan todos los días a sus hijos al colegio público Mario Benedetti. La calle cuando llueve está llena de barro y charcos muy grandes, en dicho colegio están hartos de que los niños de la Cañada vallan llenos de barro, pues lo pondrán todo manchado.

Los padres de dichos alumnos hace unos días atrás, del día 2 de febrero encargaron unos camiones  de gravilla asfáltica , todos los vecinos colaboraron con unos euros y con su esfuerzo para hacer una acera de 1.50 metros de ancho y unos 20 centímetros de espesor hasta la calle asfaltada del colegio.

Ahora, comentaban contentos, pasaran las mujeres con sus hijos sin pisar tanto barro. Ya cuando lo estaban elaborando en el fin de semana aparecieron algunas dotaciones de Policía Municipal del ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid  diciéndoles que no se podía construir nada sin permiso y además estuvieron tomando los datos de algunas personas que participaban a este muy destacado intento de arreglar la acera para permitir que por lo menos los niños y sus madres tuvieran la posibilidad de acudir al centro de estudio sin ninguna dificultad y limpios.

La calle mide 20 metros de anchura y la acera que se intento improvisar media 1,5 metros, no creo que pudiera ser un obstáculo para ningún tipo de vehículo que transite por allí.

A todo esto parce ser que al Ayuntamiento de Rivas si que le molestaba. Entonces,  el Martes 2 de febrero alrededor de las 11 horas   llegaron unos operarios del ayuntamiento de Rivas acompañados de una excavadora y un camión y un despliegue de policías locales y guardias civiles, al frente de la expedición estaba El Señor Martinez Perea, concejal de política territorial.

En unas dos horas la acera  desapareció y con ella la posibilidad de poder pasar limpios al colegio, y yo me pregunto ¿Cómo se puede   tener  tan poco tacto y tanto odio a estas personas por el el hecho de vivir en la Cañada Real? ¿Cómo puede un partido que se llama de izquierda y que gobierna el pueblo de Rivas tener tan poca sensibilidad?

Y después de todo esto ¿Cómo esta gente se le llena la boca con tanta “solidaridad” con todos los males del mundo y no son capaces ni de interesarse por este barrio vecino de Rivas? ¿Tanto estorbamos para con sus planes urbanísticos? ¿Valen más unos cuantos miles de metros cuadrados que unos seres humanos? A mi me da mucha pena lo que esta pasando con la gente de la Cañada.

Un ayuntamiento que hace tres años estuvo a punto de construir un muro de hormigón para separar literalmente la Cañada del barrio de Covivar (hay fotos de esos acontecimientos y ahí también estaba el mismo concejal Martinez Perea regodeándose, curiosamente también, como ahora, estaban próximas las elecciones municipales), un ayuntamiento que no quiere barro de la Cañada y tampoco deja que lo arreglemos los vecinos: esto sencillamente se llama hacer la vida imposible a sus gentes.

Pueblo de Rivas, me dirijo a vosotros, a la gente que piensa y actúa solidariamente venir a visitar la Cañada, a hablar con sus gentes, a preguntar, a conocer cómo vivimos, (posiblemente os sorprendereis) y así podréis juzgar por vosotros mismos sin que os cuenten tantas mentiras que solo buscan crear un clima de odio que a algunos les interesa, y mucho.

¿Cuántos votos saca este partido con el tema Cañada? ¿Cuántos concejales saca a nuestra costa? ¿Cuántos artículos en las revistas locales de su alcalde y concejales intentando crear un clima hostil hacia las gentes de la Cañada Real? ¿Por qué tanto interés en echarnos de nuestros hogares donde nacen todos los días niños y que prácticamente sus padres no los pueden empadronar porque hay orden de no empadronar a nadie de la Cañada (hecho que es ilegal)?

¿Por qué el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid machaca que estamos asentados en una via pecuaria cuando el barrio de Covivar tiene unos 20.000 m cuadrados entre edificios, viales, piscinas, edificio de asociaciones, etc. ¿Por qué supuestamente todo esto esta legalizado y a nosotros se nos niega el mismo derecho. Señores esto simplemente se llama “la ley del embudo”.

Las gentes de la Cañada Real seguiremos luchando contra viento y marea como  Quijotes contra los molinos gigantes que nos acechan.

Un saludo de un vecino de la Cañada.

Miguel Martin Nombela
15 de marzo de 2010