Cerrar

Acceso Socios

 Acceso exclusivo para socios de la Asociación Cañada Real de Merinas.

Para cualquier alta, modificación o duda, acudir a la sede de la Asociación.

Acceso Socios

Desafectaciones

Los Vecinos Opinan

La Irresponsabilidad del equipo de Gallardón casi destroza otro hogar. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
El "Blog" de los vecinos de la Cañada - El "Blog" de los vecinos de la Cañada
La Irresponsabilidad del equipo de Gallardón casi destroza otro hogar.

Como supimos por los medios de comunicación el pasado 9 de febrero, con titulares como “El Ayuntamiento tiró la casa equivocada - ADN”, el equipo de Gallardón encargado de los temas urbanísticos de la Cañada Real

cometió otra grave negligencia al derribar varios hogares sin tener orden judicial para entrar en un domicilio (el domicilio es inviolable, según la constitución), ni orden de derribo dictada por un juez. La sentencia que recogemos es dictada por el Tribunal Superior de Justicia.

Por tal negligencia, el ayuntamiento de Gallardón tendrá que indemnizar a los vecinos que fueron desalojados por la fuerza, acto propio de situaciones dictatoriales más que de un estado de derecho.

Pero no se crean que es un acto aislado, no señor Gallardón, no lo es. Tienen varias denuncias por actuar de la misma forma en la Cañada Real, vulnerando los derechos fundamentales y las leyes, en las que se escuda para intentar echarnos y que cuando le estorban, como en estos casos, las ignora.

Y otra vez volvió a suceder la pasada semana. Intentaron destrozar y demoler una vivienda que en aquel momento no estaban sus ocupantes (día entre diario a media mañana). Primero abrieron la verja de la casa con una cizalla para después sacar a los dos perros que guardaban la casa y llevárselos a la perrera. Y todo ello con los vecinos intentando de forma pacífica -pero asustados por el despliege policial y las formas dictatoriales del representante del ayuntamiento- pedir la orden de derribo para comprobar que efectivamente lo estaban haciendo conforme a la ley. La respuesta del funcionario “métanse en sus asuntos, aquí tengo la máquina y la voy a utilizar”.

Por fín llegó el propietario, que avisado por los vecinos dejó el trabajo y vimo corriendo, asustado y con el pulso a cien. Éste sí que consiguió hablar con el funcionario –el autoritario y negligente-. Y cual es la sorpresa, ¡la casa que tenían que tirar no es esa, es otra que está a más de un kilómetro de allí, en otro distrito!. ¡Además tenían el expediente con las fotos de la vivienda y ni lo habían consultado!

Parte del daño ya estaba hecho, la puerta forzada y los perros en la perrera, y dimos todos gracias porque la casa seguía ahí, ya que si el dueño hubiera llegado 5 minutos más tarde se hubiera quedado sin su hogar, sin aquello por lo que tanto a luchado y tanto se le está discriminando, y en lo que ha puesto sus ahorros para poder levantarla y mantenerla.

Y yo digo, ¿ese es el mismo funcionario al que se le acaba de condenar por clara negligencia y sigue haciendo las mismas burradas? A esto contestaremos nosotros. SI ES EL MISMO FUNCIONARIO NEGLIGENTE.

¿Para que está allí la policía, para hacer cumplir la ley o para amedrentar a las masas? ESTÁ CLARO QUE PARA AMEDRENTAR A LAS MASAS, PORQUE ¿A CASO NO CONTROLAN LOS ACTOS DE LOS POLÍTICOS Y FUNCIONARIOS?

¿Hay o habrá responsabilidades políticas por estas negligencias, con claro componente discriminatorio hacia la Cañada? DE MOMENTO NO HAY RESPONSABILIDADES, LO QUE DA A ENTENDER CLARAMENTE QUE TIPO DE GOBERNANTES TENEMOS.

¿Y el jefe de todos estos negligentes, que opina usted señor Gallardón? ESTOY ESPERANDO SU RESPUESTA, SI SE DIGA A REUNIRSE CON NOSOTROS, QUE PARA COBRARNOS LLEBAN MÁS DE 20 AÑOS SIN PROBLEMAS, PERO PARA RECIBIRNOS NI UNA SOLA VEZ Y YA SE LO HEMOS COMUNICADO POR ESCRITO EN VARIAS OCASIONES.


JUZGUEN USTEDES MISMOS.

 

15 MAR 2010

Tito